PROBLEMAS

 

Governments or legislators?

capitol.jpg

El gobierno de nuestro Estado no planifica para fracasar, fracasa porque no planifica.

En mi experiencia como asesor financiero, a menudo he usado esta frase para convencer a mis clientes de que ahorren para su futuro y gasten sabiamente. Una de las lecciones más importantes que aprendí durante los seis años que fui miembro del Ayuntamiento de San José es que demasiadas veces la legislación se ve urgida a responder a presiones políticas sin tomarse el tiempo necesario para asegurarse de que los contribuyentes obtengan el mejor acuerdo. Así que me convertí en el "hombre de los números" del Concejo, porque, por encima de todo lo demás, la rendición de cuentas y la responsabilidad tributaria deberían ser el objetivo de un buen gobierno.

Mientras ocupé el cargo, cuestioné contratos, solicité auditorías de programas que parecían caros o despilfarradores, y encontré numerosas maneras de ahorrar dinero para que pudiéramos gastar el dinero de nuestros impuestos de forma más eficaz. También defendí la transparencia presupuestaria para que el público pudiera hacer seguimiento a los gastos de la Ciudad. Quiero llevar la experiencia que adquirí en la Ciudad y VTA al Senado del Estado con el fin de atender muchos de los problemas que tiene nuestra comunidad, exasperado por la incapacidad del Estado para planificar bien.

Con la aprobación de varias leyes penales estatales y locales, el péndulo de la justicia se ha desplazado demasiado hacia el lado de los delincuentes. Los enfermos mentales están siendo abandonados en nuestras calles. Y el gasto en transporte y educación no ha seguido el ritmo de crecimiento de nuestras necesidades, a pesar de las numerosas tasas e impuestos nuevos. Me presento a las elecciones porque nuestra comunidad merece una planificación competente y una mayor rendición de cuentas.


 

Delincuencia

crime.jpg

La seguridad pública y privada se ha deteriorado en California a medida que cada vez más delitos son reclasificados como crímenes no violentos y delitos menores, lo que significa que los delincuentes condenados pasan menos tiempo en prisión y son devueltos a las calles básicamente con US$ 50, un boleto de autobús y una palmadita en la espalda acompañada con la frase "Buena suerte". Si bien apoyo los conceptos de reforma y rehabilitación penitenciaria, tratar los secuestros infantiles, las violaciones en citas y las agresiones a oficiales de policía como delitos no violentos con sentencias reducidas es algo que debe cambiar. Como padre, me estremezco cada vez que se difunde la noticia de un niño desaparecido. Si soy elegido, lucharé por restablecer las penas que estos delitos merecen.

Una sensación de seguridad personal significa que nos sentimos seguros en nuestras casas, autos, calles y prácticamente en cualquier lugar donde nos encontremos. En el Distrito 15, demasiados de nosotros hemos dejado de sentirnos seguros, ya que siguen aumentando los incidentes de robos, invasiones de hogares y hurtos en autos. En San José, di mi respaldo a todas las disposiciones legislativas que hicieron que nuestra Ciudad sea más segura, desde la apertura de una subestación de política a la contratación de más oficiales de policía para brindar apoyo a los programas de seguridad en los vecindarios y después de la escuela. Hacer lo mismo en el Distrito 15 es una prioridad absoluta. Invertir dinero en la prevención del crimen es mejor que gastar mucho más en el encarcelamiento.


 

Falta de vivienda

foto: Gary Reyes/Bay Area News Group

foto: Gary Reyes/Bay Area News Group

Es difícil vivir en California y no ser conscientes de las personas que viven en las orillas de nuestras carreteras y vías fluviales. Los líderes se han apresurado a aprobar numerosas tasas e impuestos nuevos para construir viviendas, pero, como casi siempre es el caso, la manera como resolvemos la crisis de la vivienda puede perderse fácilmente en las prisas por cumplir la meta de poner fin a la crisis de la vivienda. Mientras estuve en el Ayuntamiento de San José, voté a favor de TODOS los proyectos de vivienda permanente para personas de bajos ingresos y di mi apoyo a numerosas soluciones innovadoras para proporcionar vivienda a nuestros indigentes. Sin embargo, las onerosas reglas, restricciones y políticas han elevado tanto el costo de construcción de las viviendas sociales, que en algunos casos cuestan el doble de las viviendas que se construyen para obtener beneficios. En Sacramento, trabajaré para analizar las causas de estos costos inflados y colaboraré con los miembros de ambos partidos para aprobar una legislación con sentido común con el fin de reducir la burocracia y lograr que las personas tengan vivienda más rápido y de forma más económica.

Una cantidad importante de nuestros indigentes padecen diversas enfermedades mentales y son incapaces de tomar buenas decisiones por sí mismos. Después de que el gobierno cerrara nuestras instituciones mentales, los enfermos mentales fueron alojados en nuestras cárceles. Ahora que se están vaciando las cárceles, los enfermos mentales han acabado en nuestras calles. En el año 2013 se aprobó un Impuesto para Servicios de Salud Mental y en 2018 también se aprobó un bono para dar vivienda a los enfermos mentales. Los gobiernos de Sacramento y de nuestro condado deben hacer más por dar vivienda y cuidar a los enfermos mentales. En Sacramento, solicitará una auditoría para saber en qué se están gastando los dólares de nuestros impuestos y trabajaré para que volvamos a tener instituciones que alberguen y cuiden a los enfermos mentales para que no acaben desamparados en nuestras calles.


 

Responsabilidad tributaria

fiscal.jpg

Los temas de dinero forman parte fundamental de las discusiones actuales sobre el transporte y la educación en nuestras ciudades y condados. Los votantes de California apoyaron recientemente los gastos de grandes sumas de dinero para ayudar a resolver ambos problemas. Pero las tasas e impuestos nuevos no deberían ser nuestra primera y única respuesta a todos los problemas. Como funcionario electo, se me ha pedido que apoyo numerosos impuestos en el transcurso de los seis años que ocupé el cargo. Aquellos que apoyé incorporaban medidas bien definidas para la rendición de cuentas. En cambio, se han adoptado muchas tasas e impuestos nuevos que no han dado resultados y que colocan a nuestra área fuera del alcance de quienes tienen ingresos medios o bajos.

Necesitamos que nuestros maestros tengan mejores sueldos para que puedan quedarse en los vecindarios donde trabajan. Necesitamos que nuestros sistemas de transporte mejoren para que no pasemos en el auto más tiempo que con nuestras familias. De manera muy similar a como hice en la VTA, donde ayudé a exponer millones de dólares en pagos sin fundamento que se realizaron a Outreach (un proveedor del VTA), en Sacramento centraré el foco en los planes de gastos en los que no exista la obligación de rendir cuentas. Sacaré a la luz los programas que no sean necesarios o que no estén funcionando, para que podamos invertir en nuestra comunidad nuestros valiosos recursos tributarios.

No es suficiente gastar dinero en un problema sin planificación ni rendición de cuentas. Es hora de que los líderes hagan preguntas difíciles, exijan resultados y trabajen por nuestra comunidad, y no por los partidos políticos.

 

ACERCA DE JOHNNY

Desde los bombardeos en Beirut hasta el éxito en San José, Johnny Khamis y su familia han cumplido "el sueño americano".   Con las bombas cayendo literalmente a su alrededor y tras ser sometido el padre de Johnny a aterradores interrogatorios, sus padres decidieron huir de su hogar en Beirut, Líbano, para sobrevivir. Con grandes dificultades y usando para ello la mayor parte de su dinero, consiguieron transporte para Johnny, sus hermanas y padres, en un pavoroso viaje a medianoche hacia la seguridad. Dejaron todo atrás, con excepción de lo que pudieron meter en unas cuantas maletas.  

La familia Khamis obtuvo asilo político en los Estados Unidos y sus integrantes llegaron a San José en 1976 con US$ 600 y una firme determinación de aprovechar la oportunidad que les habían concedido para construirse una nueva vida. La lucha por aprender las costumbres de este nuevo país hacía que sus vidas fueran duras, particularmente porque sus recursos eran limitados y tenían muy pocos conocimientos del inglés.  Los padres de Johnny inmediatamente trataron de conseguir trabajo y mudaron a su familia multigeneracional a una vivienda social. Por sus conocimientos limitados de inglés (el francés y el árabe eran sus idiomas maternos), Johnny tuvo dificultades con el idioma cuando estudiaba en la escuela. A pesar de numerosos reveses, la familia de Johnny lentamente se adaptó a la vida en América y salió adelante.

El hecho de crecer en San José en el seno de una familia inmigrante luchadora sentó unas bases profundas para muchas de las opiniones actuales de Johnny en cuanto a cómo el gobierno debería servir a sus gentes. Como producto de la educación pública que recibió en la Escuela Primaria George Minor y la Escuela Secundaria Oak Groave, donde se graduó, conoce de primera mano el papel que desempeña la educación para el logro de las metas personales.  Como miembro del Ayuntamiento, esto se manifestó en su apoyo constante a la creación de oportunidades de educación iguales para niños de todas las procedencias y de todos los niveles de ingresos.

Una de las metas de Johnny era obtener un título universitario. Por lo tanto, cuando acabó la secundaria, se esforzó para licenciarse en Administración de Empresas y Comunicación por la Universidad Estatal de San José mientras trabajaba en Safeway para pagarse los estudios. Después de graduarse, Johnny trabajó en varias compañías distintas, pero pronto el espíritu emprendedor de su familia lo llevó a crear sus propias empresas, algunas de las cuales fracasaron. Al igual que otros empresarios a lo largo de la historia, aprendió de sus fracasos y no se rindió. Siguió intentándolo y su profundo interés en las finanzas lo condujo al éxito con Western Benefit Solutions, una empresa de administración y servicios financieros.

El interés de Johnny en las finanzas creció al ver a sus padres esforzarse por llegar a fin de mes.  Criado en una familia de ingresos bajos, Johnny aprendió a entender y apreciar el enorme valor que tiene una buena administración del dinero.  Ha trabajado de manera constante en la aplicación de esas mismas lecciones a los presupuestos de San José durante su ejercicio como miembro del Ayuntamiento.  Aunque algunos han pretendido que sea una crítica, Johnny se enorgullece de que lo llamen "el hombre de los números" del Ayuntamiento.

Johnny fue elegido por primera vez al Ayuntamiento de San José en noviembre de 2012, en representación de las áreas Almaden Valley y Blossom Hill del Sur de San José.   Fue reelegido en 2016 con un margen del 76 % de los votos en las primarias, lo que le aseguró otro mandato en la primera ronda.

En 2018, Johnny tomó la difícil decisión de inscribirse como independiente sin afiliación partidista. Aunque muchos factores influyeron en esta decisión, las experiencias que vivió de niño, cuando solo se sentía seguro junto a sus padres y su abuela, fueron las que hicieron que para Johnny fuera imposible aceptar la política de separar a los niños migrantes de sus padres en la frontera de los Estados Unidos.  En este ambiente político altamente partidista, Johnny se enorgullece de trabajar con colegas de diferentes tendencias políticas para abordar los retos de la comunidad. Como Senador Estatal por el Distrito 15 espera servir de puente para que los partidos vuelvan a centrarse en las necesidades de nuestra comunidad.

La transición de Johnny de ser empresario a ocupar un cargo público elegido le tomó varios años. Después del horror del 11 de septiembre y sus consecuencias, entre las que el miedo a los árabe-americanos se volvió una preocupación, Johnny creyó firmemente que tenía que hacer algo para ayudar a contrarrestar la imagen pública negativa de la gente como él. Sin estar seguro de qué sería mejor hacer, se ofreció como voluntario para trabajar en la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Santa Clara. Este contacto con el gobierno del Condado resultó ser decisivo, en lo personal y en lo profesional. Después de convertirse en Presidente de la Comisión, Johnny se dio cuenta de que podía desempeñar un papel más amplio en San José y tomó la decisión de presentarse para el puesto vacante en el Ayuntamiento de San José por el Distrito 10.  Con un programa de responsabilidad tributaria, la seguridad pública y mejoras en el clima empresarial, Johnny fue elegido en 2012 y asumió su cargo el 1.o de enero de 2013.

El principal motivo por el que Johnny se ganó la confianza de los votantes del Distrito 10 es su accesibilidad y transparencia.  Por ello, es igual de probable encontrarlo asistiendo a una jornada de limpieza del vecindario con su familia que participando en reuniones de la comunidad y de la Ciudad. Su oficina está abierta al público del distrito dos veces al mes para que las personas puedan ir a hablar con él sin cita. Además, publica sus votos en un boletín quincenal en su canal de YouTube, "Johnny Khamis on the Record".  

Johnny en ningún momento ha olvidado lo que él, al igual que muchas otras familiares de inmigrantes, siente por haber recibido asilo de los Estados Unidos para recomenzar sus vidas en condiciones de seguridad y esperanza. El Día de lndependencia de 2014, la fiesta del 4 de julio, Johnny demostró su gratitud dando inicio al primer Festival de Diversión Familiar y el Espectáculo de Fuegos Artificiales del 4 de Julio en el Parque Almaden Lake. Desde entonces, miles de residentes han disfrutado estas festividades, que se han convertido en uno de los eventos más populares del Distrito.

En 2000, Johnny se casó con Juliana Nairouz, cuando ella estaba cursando una maestría en la UMASS. Tienen dos hijos, Constantin y Alexander.  Aparte de ser una madre y una esposa muy abnegada, Juliana es maestra en Dartmouth Middle schooly ha dado clases de Arqueología y Antropología en la Universidad de la Ciudad de San José.

Si le preguntan, Johnny dirá que es un hombre con mucha suerte. En muchos momentos de su vida las cosas le han ido muy mal y sus esfuerzos por alcanzar el éxito fracasaron. Además de suerte, Johnny menciona su sólida educación familiar, su fe y su creencia en que el trabajo duro conduce al éxito.

khamis family square.jpg